La Guardia Civil detiene a nueve personas y las acusa de organización criminal por lucrarse con la venta de solares

La Provincia 01.11.2015 | 23:17

La Guardia Civil ha detenido en Gran Canaria a nueve miembros de una organización que supuestamente estaba especializada en la venta fraudulenta de propiedades inmobiliarias, incluidos tres funcionarios de la Gerencia Territorial del Catastro de Las Palmas, con sede en la capital grancanaria.

Hay 21 perjudicados, tanto personas físicas como jurídicas. Las propiedades usurpadas se corresponden con fincas rústicas y urbanas, cuya superficie total está próxima a los 50.000 metros cuadrados y tiene un valor superior a los dos millones, según una nota de prensa difundida ayer por Comandancia de la Guardia Civil en Las Palmas. Los agentes han dado por concluida la operación lindes, aunque no descartan que surjan más perjudicados.

A los arrestados, que ya han sido puesto a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Arucas, se les imputan los delitos de estafa, falsedad documental, blanqueo de capitales, cohecho, prevaricación, infidelidad en la custodia de documentos, negociaciones prohibidas a funcionarios públicos y pertenencia a una organización criminal.

La investigación comenzó el pasado mes de marzo. Tras recibir varias denuncias y analizar la documentación aportada, el Grupo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial se percató de que la trama sustraía de diversas maneras solares urbanos y rústicos para ponerlas a la venta sin el consentimiento de sus verdaderos propietarios.

Notarios engañados

Ese patrón delictivo consistía en realizar inscripciones catastrales, protocolos notariales y contratos de compraventa privados falsos de personas fallecidas. Luego, para darle visos de legalidad, el grupo elevaba a público los traspasos de las propiedades afectadas y ocultaban la operación a los propietarios de los bienes usurpados.

La organización, presuntamente, también indujo a engaño a varios notarios para que redactaran una serie de protocolos que no se ajustaban a la realidad o, en otros casos, duplicaban la titularidad de una propiedad.

La Guardia Civil reconstruyó la trama delictiva, identificó a sus componentes y practicó las seis primeras detenciones los pasados días 15 y 16 de septiembre, además de realizar, de forma paralela, registros domiciliarios para incautarse de numerosa documentación. Posteriormente, el pasado 23 de octubre, fueron arrestados los otros tres componentes, que eran trabajadores de la Gerencia Territorial del Catastro de Las Palmas.

Joomla templates by a4joomla