Patricia Vidanes Mas / Arucas

El municipio de Arucas podría tener 4.000 inmuebles sin registrar, de tal manera que se estén escapando de pagar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) o contribución. El hecho está siendo estudiado, desde junio pasado, por la Dirección General del Catastro de Las Palmas, que no cerrará la investigación hasta julio de 2016.    

La investigación de turno abierta por la Dirección del Catastro de Las Palmas en Arucas apunta a 4.000 inmuebles en situación irregular. Esos inmuebles no estarían tributando al no estar registrados en el catastro municipal, según los primeros datos que maneja el organismo dependiente del Ministerio de Hacienda. Si fuera así, tras cerrarse la investigación en julio del próximo año, los infractores tendrán un plazo para regularizar su situación.

Desde el grupo de Gobierno en el Ayuntamiento de Arucas, el  concejal de Hacienda, Gustavo Martín (NC), apunta que «desde hace años se hacen inspecciones municipales  por parte del Catastro de Las Palmas», y ahora le ha tocado a Arucas. «Desde junio pasado a julio del próximo año estamos en  inspección». Reconoce Martín que, en principio, «han detectado unos 4.000 inmuebles que no están en el Catastro», lo cual no significa que esa sea la cifra definitiva. «Una vez detectado, hay que dar audiencia a los titulares de esos inmuebles para que lo justifiquen. Pero se está en fase de estudio. Ahora hay que ver si es verdad, si los datos son ciertos, o si son de titularidad pública». En todo caso, el concejal de Hacienda reconoce que «sería bueno que se regularizarán, porque así tributa más el Ayuntamiento».

Al hilo de este asunto, hace pocas semanas el Ayuntamiento aruquense aprobó en pleno la bajada del IBI en un 0,01% para el próximo año, pasando el tipo impositivo del 0,45% a 0,44 %, el máximo que la ley de estabilidad presupuestaria le permite. «No podemos bajar más el IBI porque si no entramos en déficit y afectaría al presupuesto», afirma el alcalde, Juan José Facundo.  

Pero quizás lo más polémico del pleno fue la tramitación de una propuesta del Foro Arucas Siglo XXI, así como de otros colectivos, para que los inmuebles que no tributan por encontrarse en el casco histórico pero que tienen beneficios por explotación comercial paguen el IBI. No se tramitó como adicción, como pretendía el Foro, sino como alegación, y ahora mismo Hacienda estudia qué inmuebles están afectados. En realidad, apunta Martín, se trata de cumplir la ley nacional de haciendas locales de 2013, que hasta ahora Arucas no estaba aplicando.

Joomla templates by a4joomla